Artículos relacionados
Inicio / Artículo del mes / Abril 2014
Cuidemos a las personas afectadas de disfagia orofaríngea
Hace un año que empezamos un proyecto que pretende ayudar a las personas con disfagia, a sus familias y/o cuidadores.

Hemos intentado artículo tras artículo transmitir una serie de recomendaciones para aumentar los conocimientos de las personas que padecen disfagia y a sus familiares y/o cuidadores, persiguiendo unos objetivos muy claros:

• Evitar las complicaciones respiratorias que provoca la falta de seguridad en la deglución
• Evitar la desnutrición y deshidratación que provoca una alimentación e hidratación ineficaz

Para ello hemos dado una serie de cuidados y estrategias que vamos a resumir en el artículo de este mes:

CUIDADOS PARA EVITAR LAS COMPLICACONES RESPIRATORIAS (Infecciones, neumonías…)

Es imprescindible mantener una posición corporal de seguridad durante las comidas y cuando se le da de beber a la persona afectada de disfagia. Este cuidado por sí solo ha demostrado reducir en un 25% las infecciones respiratorias.

El paciente debe estar despierto y alerta, sentado con los pies apoyados en el suelo y la espalda apoyada en el respaldo de la silla, con el cuerpo inclinado ligeramente hacia delante y la barbilla flexionada hacia el pecho. Con esta posición ayudaremos a proteger la vía aérea (pulmón).
Si el paciente está en cama deberemos ponerle en una posición de 45 grados o más (casi sentado) y haremos que incline la cabeza ligeramente hacia delante.

Dependiendo del grado de disfagia tendremos que modificar el espesor de los líquidos a la viscosidad que nos hayan indicado, para ello utilizaremos espesantes comerciales que nos ayudarán a conseguir la viscosidad recomendada (néctar, miel o pudín) a todo tipo de líquidos, ya sean fríos o calientes. Es recomendable utilizar vasos con hendidura que consiguen que la persona pueda beber con la cabeza inclinada hacia delante sin que el vaso choque con la nariz.

La cantidad de alimento o líquido espesado que demos a la persona en cada cucharada en de vital importancia, puesto que a mayor cantidad más riesgo de que pase parte del alimento a los pulmones. Se recomienda utilizar cucharas de postre por contener un volumen medio o bajo.

CUIDADOS PARA EVITAR LAS DESNUTRICIÓN Y LA DESHIDRATACIÓN

La modificación del espesor de los líquidos, las dietas trituradas y homogéneas y tener que comer con cuchara pequeña, hacen muy complicado mantener una buena alimentación e hidratación de las personas con disfagia, por eso no podemos olvidar que debemos ofrecerles 6 tomas diarias: Desayuno, media mañana, comida, merienda, cena y recena. Estas comidas serán con poco volumen y deben contener muchos nutrientes (enriquecidas)

Conseguir una alimentación de forma natural que cubra las necesidades de las personas con disfagia, se hace muchas veces una tarea bastante complicada. Existen en el mercado productos que nos ayudan a ofrecer una alimentación equilibrada con un aporte de calorías, proteínas, minerales, vitaminas…que equivalen a una comida completa en un volumen reducido. Son fórmulas químicamente definidas cuyo valor energético y proteico conocemos, presentándose en distintos sabores (dulces y salados) con una preparación muy sencilla, que ayudan a prevenir la desnutrición y facilitan la elaboración de la dieta a la familia y/o cuidadores.

No podemos olvidar la importancia de la hidratación en estas personas, debemos modificar la viscosidad (espesor) de los líquidos al grado de disfagia y ajustarnos a las indicaciones que nos den los profesionales de la salud que nos atienden. No podemos olvidar que para muchas personas estas modificaciones no son agradables y muchos rechazan tomar agua con espesante porque no les agrada el sabor, en ese caso debemos enmascararlo con aguas saborizadas, infusiones, zumo de limón…, pero nunca dejar de ofrecer líquidos espesados.

En cuanto a las gelatinas, debemos saber que no todas tienen las características que necesita la persona con disfagia. Muchas gelatinas de venta en supermercados no son aptas para personas con disfagia por no guardar una consistencia y transformarse en líquido en contacto con el calor y la saliva de la boca, por lo que debemos ofrecer aguas gelificadas que no pierdan su consistencia.

Muchos pacientes que padecen disfagia orofaríngea tienen otras enfermedades asociadas como la diabetes, hipertensión arterial, colesterol alto, ácido úrico alto…, que les obliga a mantener una serie de restricciones en su dieta y deberán seguir manteniéndose para un mejor control de estas enfermedades.
Fuente:
Vegenat
ARTÍCULOS
ANTERIORES
Marzo 2014
Necesidades nutricionales...
Febrero 2014
Recomendaciones dietéticas para...
Enero 2014
Recomendaciones para personas...
Diciembre 2013
Parkinson y Disfagia
Noviembre 2013
Dietas terapéuticas para...
Octubre 2013
Alimentación en personas...
Septiembre 2013
Recomendaciones nutricionales...
Agosto 2013
Modificación de la dieta oral...
Julio 2013
La hidratación en las personas...
Junio 2013
Consejos para aumentar la...
Mayo 2013
Complicaciones de la disfagia...
Abril 2013
¿Qué síntomas...?
Marzo 2013
Qué es la disfagia y...
© 2013 VEGENAT med. Todos los derechos reservados   |   Política de privacidad   |   Contacte con nosotros