Disfagia :: Vegenat  >  Artículos relacionados   >  Complicaciones de la Disfagia Orofaríngea

Complicaciones de la Disfagia Orofaríngea

Los pacientes que padecen disfagia pueden sufrir dos tipos de complicaciones importantes.

Por un lado cuando beben, parte de lo que están bebiendo va a pasar a las vías respiratorias (pulmones), y esto va a provocarles infecciones respiratorias frecuentes o incluso neumonías que lleguen a precisar la hospitalización para poder ser tratadas, esto ocurre cuando se pierde la seguridad en la deglución y va a pasar principalmente con alimentos que tengan una viscosidad líquida.

 

Por otro lado, muchas personas con disfagia van a rechazar algún tipo de alimento o bebida y esto va a provocar que no se alimenten correctamente (falta de eficacia) lo que va a desembocar en una desnutrición que a su vez va a debilitar al paciente y esta debilidad provocará más dificultad para poder tragar.

 

Las personas con disfagia, sobre todo las que padezcan demencia, van a rechazar beber líquidos, lo que les va a provocar deshidrataciones que, a su vez, van a derivar en alteraciones neurológicas, haciendo que la persona se encuentre más adormilado y aturdido, lo que aumentará la falta de seguridad en la deglución y provocará más atragantamientos e infecciones respiratorias.

 

Para aumentar la seguridad en la deglución debemos espesar los alimentos líquidos hasta conseguir una viscosidad adecuada al grado de disfagia de la persona y estar atentos si aparecen síntomas como tos, babeo, cambios en la voz, dificultad respiratoria…

 

Se evitarán los alimentos que contengan dos texturas juntas, como por ejemplo, las sopas de arroz o pasta, las frutas jugosas, los yogures con trozos, no daremos las bebidas con “pajitas” ni con botellas, mantendremos una postura corporal correcta: la persona estará sentada con los pies apoyados en el suelo y bien arrimado a la mesa, con la cabeza ligeramente flexionada hacia delante, ofreceremos la comida con cuchara de postre, esperaremos a que la persona trague la comida que tenga en la boca antes de darle otra cucharada, no se puede distraer a la persona mientras come.

 

A las personas con disfagia sobre todo sin son personas mayores, les es muy difícil hidratarse de forma adecuada, por lo que debemos ofrecerle líquidos espesado a pequeñas cantidades durante todo el día, si observamos que orina menos o que tiene la boca seca, es muy probable que se esté deshidratando y habría que consultar con un profesional sanitario para que valore la situación. No podemos olvidarnos que la necesidad de hidratación está muy relacionada con la temperatura, en verano necesitamos tomar más líquidos que en invierno.

 

Los pacientes con dificultad para tragar también tienen problemas para tomar todos los alimentos que necesitan para mantener un adecuado estado nutricional, por ello necesitan tomar comidas que en poca cantidad les aporten muchos nutrientes, esto con la alimentación normal es difícil de conseguir sin enriquecer la comida con clara de huevo, aceite de oliva, quesitos, frutos secos rallados…

 

Se recomienda ofrecer 5 o 6 tomas de comida al día.

 

Si observamos que la persona pierde peso, habría que consultar con un profesional sanitario (médico o enfermera), para que valore la situación.

Fuente: Vegenat

Una gama completa de productos para disfagia

En Vegenat Healthcare tenemos una variedad de productos muy amplia. En concreto, para disfagia, hemos desarrollado una línea que abarca desde aguas gelificadas, productos en polvo listos para tomar, purés de frutas, espesantes…

Queremos ser tu referente en la disfagia y ayudarte sea cual sea el reto que se te plantee.

Descubrir productos