Disfagia :: Vegenat  >  Artículos relacionados   >  La hidratación en las personas con disfagia orofaríngea

La hidratación en las personas con disfagia orofaríngea

Parece que por fin quiere instaurarse el verano y con él el calor, por lo que todos debemos tomar una serie de precauciones asociadas a las altas temperaturas, estas precauciones pueden ser para la población en general como: protección solar adecuada para evitar las quemaduras y prevenir el cáncer de piel, no hacer ejercicio en las horas donde las temperaturas son más altas para evitar los golpes de calor y algo muy importante, una HIDRATACIÓN CORRECTA para prevenir la deshidratación y sus graves consecuencias.

Las personas con más riesgo a deshidratarse son: los niños, los ancianos y las personas que padecen disfagia orofaríngea.

 

Alrededor del 70% del peso de un adulto es agua, las personas debemos consumir agua de forma habitual porque la cantidad perdida es superior a la que nuestro cuerpo es capaz de fabricar. Perdemos agua a través de la orina, sudor y respiración. Durante el ejercicio físico y en ambientes con temperaturas altas estas pérdidas son mayores, pudiendo llegar a ser entre dos y seis veces más de lo habitual.

 

Las personas podemos sobrevivir entre 60 y 70 días sin ingerir alimentos, pero tan solo podemos sobrevivir unos pocos días sin beber agua, especialmente si la temperatura es elevada. Cuando no nos hidratamos correctamente, empezamos a deshidratarnos y ésta puede ser una causa de muerte.

 

Hay que mantener el agua del cuerpo en unos niveles estables. La alteración de estos niveles tiene un efecto inmediato sobre el estado de salud, ya que el desequilibrio entre los líquidos que ingerimos y los que perdemos provocará deshidratación por defecto o bien sobrecarga de líquidos por exceso.

 

Cuando una persona padece DISFAGIA OROFARÍNGEA, tiene dificultad para tragar de forma segura todo tipo de líquidos. No todos los grados de disfagia orofaríngea son iguales, habrá personas que puedan tragar con seguridad líquidos a una viscosidad néctar, que es la que tiene el yogur batido o el zumo de tomate y otras que deban espesar los líquidos hasta conseguir una viscosidad pudin como el agua gelificada o ciertas gelatinas.

 

Cuanto mayor sea la gravedad de la disfagia orofaríngea, más difícil resultará hidratar al individuo y si se trata de personas mayores la hidratación se dificulta mucho más, porque la percepción de sed en los ancianos está muy disminuida.

 

Por lo tanto debemos tener en cuenta dos objetivos:
1.- Detectar la presencia de deshidratación
2.- Dar un aporte suficiente de líquidos según las necesidades de la persona

 

¿Cómo detectamos que la persona está deshidratada?
Aparece una disminución de la cantidad de la orina, el color y el olor es más fuerte, ya que está más concentrada, (en personas que utilizan pañales, observamos que permanecen secos más tiempo), la piel está más seca, y las mucosas de la boca también, llegando incluso a cuartearse los labios, la persona se encuentra con más tendencia al sueño y con menos apetito. Si aparecen algunos de estos síntomas se debe avisar a un profesional sanitario para valorar su estado de hidratación.

 

¿Cómo podemos evitar que las personas con disfagia orofaríngea se deshidraten?
Debemos medir los líquidos que toma, ofrecérselos en pequeñas tomas a lo largo del día, manteniendo la viscosidad que nos han recomendado, utilizando espesantes comerciales. No ofreceremos sólo agua, sino que utilizaremos otro tipo de líquidos como las infusiones, zumos, zumos comerciales (si el paciente no es diabético), agua saborizada, añadir un poco de zumo de limón al agua…

 

Los líquidos que necesita un adulto al día vienen siendo aproximadamente 2 litros, sin olvidarnos que prácticamente la totalidad de alimentos que comemos al día tienen una cantidad variable de líquidos.

 

En las personas mayores que padecen disfagia orofaríngea, el aporte de líquidos (si no existe contraindicación médica) debe ser de al menos 1 litro al día pudiendo llegar a ser superior a 1,5 litros en verano.

 

El profesional sanitario le informará sobre cuál es la viscosidad a la que tiene que espesar los líquidos para que pueda tragarlos con seguridad. Básicamente existen tres viscosidades:

VISCOSIDAD NÉCTAR, es aquella que:
• Puede beberse con “pajita”
• Puede beberse en vaso
• Cuando dejamos caer el líquido espesado, cae formando un hilo fino

Productos que tienen esta viscosidad: yogur batido, zumo de tomate, algunos zumos de melocotón…

VISCOSIDAD MIEL, es aquella que:
• No puede beberse con “pajita”
• Se pueden tomar en vaso o con cuchara
• Cuando dejamos caer el líquido, cae formando gotas espesas
• Al cogerlo con una cuchara no mantiene su forma

Productos que tienen esta viscosidad: miel, siropes, algunas mermeladas…

VISCOSIDAD PUDIN, es aquella que:
• No puede beberse ni en vaso ni con “pajita”
• Solo puede tomarse con cuchara
• Al dejarlo caer, cae en bloque
• Al cogerlo con una cuchara mantiene su forma

Productos que tienen esta viscosidad: agua gelificada, gelatinas, flan, natillas, purés espesos, papillas de frutas….

 

Es muy importante que se haga una demostración con la viscosidad que debe tomar y la cantidad de espesante comercial que debe añadir a los líquidos para obtenerla. Cada espesante requiere una cantidad distinta de producto para obtener la misma viscosidad.

 

Como aconsejábamos en el artículo del mes anterior, debemos utilizar vasos especiales que permitan beber con la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante para una mejor protección de la vía aérea.

 

Recuerden, la hidratación es importante en todas las estaciones, pero tenemos que ser mucho más estrictos en los meses de verano que es cuando más riesgo de deshidratarse tienen las personas con disfagia orofaríngea.

Fuente: Vegenat

Una gama completa de productos para disfagia

En Vegenat Healthcare tenemos una variedad de productos muy amplia. En concreto, para disfagia, hemos desarrollado una línea que abarca desde aguas gelificadas, productos en polvo listos para tomar, purés de frutas, espesantes…

Queremos ser tu referente en la disfagia y ayudarte sea cual sea el reto que se te plantee.

Descubrir productos