Cómo detectarla

Cómo detectarla

La disfagia orofaríngea es muy frecuente en personas
que padecen enfermedades neurológicas agudas como:

El ictus (infarto cerebral), el traumatismo craneoencefálico, infecciones del sistema nervioso central, y enfermedades neurodegenerativas como enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

Es mucho más frecuente en mayores de 80 años que en el resto de la población. Las personas que padecen disfagía orofaríngea presentan una serie de síntomas y signos característicos;

Las podemos clasificar según el origen o el área que se ve afectada.

SEGÚN EL ORIGEN:

Disfagia neurogénica: Es causada por cualquier alteración neurológica de las zonas del cerebro que controlan y coordinan la deglución. (Enfermedades degenerativas, infecciosas, tumores cerebrales, accidentes cerebro vasculares (ACV), traumatismos, etc.)

Disfagia mecánica, obstructiva u orgánica: cuando existe dificultad para el paso de los alimentos, por la alteración estructural de los órganos involucrados en dicha función. como por ejemplo tumores en la cara o cuello o estrechamiento de la luz del esófago, entre otros.

Disfagia funcional (presbifagia): Es el enlentecimiento del proceso deglutorio propio del envejecimiento.

SEGÚN EL ÁREA QUE AFECTA:

Disfagia orofaríngea: es la dificultad para traspasar el alimento desde la bucofaringe hasta el esófago. En este tipo de disfagia tenemos que diferenciar dos subtipos:

Dificultades en la formación del bolo (ausencia de piezas dentarias, sequedad de las mucosas bucales, dificultad en los movimientos masticatorios y linguales.)

Dificultades en el paso por la glotis.(debido a un deficitario ascenso laríngeo y un incorrecto cierre glótico).

Disfagia esofágica: cuando la dificultad para tragar se localiza a nivel del esófago.

Los síntomas más frecuentes son:

– Tos frecuente y babeo.
– Tiempo prolongado para comer.
– Ser incapaz de tragar de una sola vez una cucharada de comida.
– Se mantiene la comida acumulada en los carrillos.
– La saliva y alimentos se caen de la boca mientras se come.
– Atragantamientos frecuentes.
– Pérdida de peso.
– Voz húmeda o gorgoteante.
– Cambios en los hábitos alimentarios, ya que se tiende a rechazar ciertos tipos de comida por el esfuerzo y las dificultades que les conlleva.

Una gama completa de productos para disfagia

En Vegenat Healthcare tenemos una variedad de productos muy amplia. En concreto, para disfagia, hemos desarrollado una línea que abarca desde aguas gelificadas, productos en polvo listos para tomar, purés de frutas, espesantes…

Queremos ser tu referente en la disfagia y ayudarte sea cual sea el reto que se te plantee.

Descubrir productos